Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando las entradas de agosto, 2011

El disco duro vacilador

Lo reconozco: fue una compra de pánico. Bueno, quizá no de pánico pero definitivamente no planeada. El chiste es que me compré un disco duro portátil y no estaba pensando mucho.

Pasó lo siguiente: un amigo me llevó su computadora para reparar, pero lo que le sucedía (entre otras cosas) era que el disco duro simplemente ya no servía. Para poderla echar a volar se me ocurrió que podría ponerle la unidad externa no tan portátil que tengo y así ya tenía excusa para ir a la Plaza de la Computación a pasar la tarjeta y poner la poderosa. Y así sucedió, me encontré con un disco bonito y barato. Lo bueno estaba por verse.

Llegué a la oficina y lo conecté. Decía que "El dispositivo no se instaló correctamente" y aún así podía entrar al disco y manipular la información. En ese momento yo creía que era un problema con los controladores e incluso los fui a buscar a la página del fabricante, con lo que dejó de salir el mensajito molesto.  Maravillosamente tenía un juguetito nuevo para at…